CONVERSACIÓN AL CAER LA NOCHE

Éranse una vez tres amigos, o podrían haber sido tres amigas, que tanto da, pero no combinaciones híbridas entre las dos posibilidades anteriores, y como ya hemos dicho que tanto da, para simplificar pondremos que fueran amigos, tres pequeñas personas que trenzaron los hilos de su niñez en esa felicidad cándida que da la primera edad, pero ya aviso que no va de eso la historia, así que pasaremos rápido a cuando la niñez y sus derivados inmediatos hubieron acabado, y entonces vivieron su edad adulta según lo que mejor supo hacer y entender cada uno, y el trenzado se deshizo, puede que dejara un hilillo aquí y otro allá, pero la cosa es que la vida los llevó por distintos caminos, a cada uno según su naturaleza y talentos, o puede que fueran ellos los que llevaron su vida, cada uno según su leal saber y entender, que sobre este punto no hay acuerdo, pero tal como antes, tanto da, y pasó el tiempo, que en eso la vida sí fue igual para todos, y cuando se asomaron las nieves del último invierno, o, va de metáforas, la noche estaba ya cayendo, se reunieron los tres en amable cónclave y hablaron de esto y de lo otro, y de la bondad del camino que cada uno había escogido, o que le había sido asignado, que ya he dicho que sobre esto no hay acuerdo, ni tiene tampoco gran importancia, cosa que también he dicho.

Y empezó uno:

—La revolución es la forma más elevada del cambio. El cambio es movimiento, el movimiento es vida: la inmovilidad es la muerte. La sociedad que no cambia está muerta. Yo he movido al mundo. La humanidad vive porque se mueve, y se mueve gracias a los que nos encaramos con el orden establecido, con el poder que sólo se ama a sí mismo, y le decimos: “¡basta ya!”. Nosotros, los revolucionarios, miramos más allá de las mentiras que los que mandan tejen para seguir mandando, vemos más allá del humo que todo lo tapa, y en nuestra mirada florece el futuro, un futuro diferente. Y si el futuro es diferente es que hay cambio, si hay cambio hay movimiento, si hay movimiento hay vida. Mi vida ha sido dar vida. O al menos intentarlo.

Y siguió el segundo:

—El viaje, la aventura, es la más alta expresión de la fuerza que llevamos dentro, es lo que hace latir nuestro corazón y nos lleva más allá. Explorar las fronteras, las fronteras de lo que llamáis progreso, de lo que llamáis civilización: esa ha sido mi vida. Yo me he aventurado en mundos de reglas desconocidas y cambiantes, en mundos en que la regla es que no hay reglas. He visitado territorios, paisajes, culturas en que todo es diferente e imprevisible. Me he empapado de esos mundos que no se parecen en nada al que creéis único y verdadero, me he saciado de las maravillas que están ahí, simplemente esperando que alguien tenga la audacia de ir a recogerlas. Mi vida ha sido beber de ese vaso embriagador que me ofreció la vida.

El tercero permanecía callado, pensativo, retraído.

—Bueno, ¿y tú? —le preguntaron al final.

—Pues yo —dijo titubeando—, yo, como el mundo tenía que seguir girando mientras los inconformistas nos hacíais avanzar con vuestras revoluciones, y los aventureros vivíais vuestra vida intensa cerca de las fronteras, me he dedicado a las pequeñas cosas que tenían que ser hechas. Nosotros, los conformistas, nos dedicamos a mantener todo en orden y en marcha, pues, de no ser por nosotros, no habría órdenes establecidos que subvertir ni siquiera fronteras que explorar. Para eso estamos los conformistas: para que, mientras unos hacen revoluciones y otros viven aventuras, las cosas sigan en su sitio y funcionando. Así ha sido mi vida.

Tras un momento sin decir nada, los tres se abrazaron en silencio.

_________________________

—Papá… ¿qué haces hablando sólo?

Y el anciano muy anciano sentado en el sillón junto a la ventana respondió:

—Nada, hijo, era sólo una conversación entre mis yoes.

Afuera, caía la noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s