MEA CULPA

Mis queridos y putativos (con perdón) lectores:

Hay muchos blogs, tantos blogs que nadie sabe cuántos hay; se barajan cifras que superan los cien millones, aunque no tengo ni idea de sin son cifras fiables o no, y tampoco me importa mucho. Pero como todo bloguero, al menos en un rincón del alma, aspira a ser leído, la competencia es fuerte.

Por eso, porque uno aspira, poco o mucho, a que le lean el blog, y porque hay tantos blogs, resulta que hasta hay blogs que te explican cómo hacer para que la gente lea tu blog. Desde luego, escribir una entrada en tu blog sobre cómo hacer que la gente lea  blogs es una forma infalible de conseguirlo. Yo leí una de esas entradas (http://blogs.elpais.com/antiguru/2013/06/10/) y aprendí un montón de cosas útiles. Por ejemplo, aprendí que más de un tercio de las personas que llegan a un blog no leen ni una línea del texto al que acceden, simplemente se van a otro enlace o le dan a la tecla retroceder. De los dos tercios restantes la mayoría abandonan al llegar al segundo párrafo y sólo un tres por ciento lo supera. De esos, algún empecinado puede que llegue hasta el final del texto. Aplicando tan universales principios a este caso particular, colijo que raros serán los que hayan llegado hasta aquí, y más raros todavía los que terminen de leer esta entrada: a los primeros dedico una leve reverencia, a los segundos un imaginario monumento y a los demás una pedorreta, aunque, qué más da, no se enterarán nunca pues son los que se quedaron en la primera línea.

Supongo que la estadística, cuya verosimilitud ignoro, se refiere sobre todo a clicadores compulsivos que van de un lugar a otro en busca de emociones fuertes. Yo diría que navegantes más sosegados deben tener otro comportamiento; pero es muy posible que sean una exigua minoría. En consecuencia, quien quiera buscar clientela debe buscarla entre los maníacos del enlace. ¿Qué hay que hacer para que estos personajes de dedo ágil se queden en tu blog y lo lean? A eso respondía el artículo citado más arriba, enunciando una serie de reglas de fácil aplicación. Ahí va un resumen.

– hay
– que
– emplear
– listas
– itemizadas,

poner lo esencial en negrita,

salpimentar el texto con subtítulos,

escribir frases cortas (como esta).

Plantear una idea por párrafo.

Y, sobre todo: huir de los juegos de palabras, minimizar reflexiones profundas, que suelen necesitar frases complejas para expresarse, emplear las menos palabras posible. Y si los párrafos son breves, hay mucha ilustración y líneas en blanco entre los párrafos, todavía mejor.

Llegado aquí, compruebo con horror que vulnero con exhaustiva minuciosidad todas las reglas de los buenos blogueros. Y en serio que no lo hago a propósito, aunque lo parezca. Mis frases se alargan sin que yo pueda evitarlo, y las palabras me salen juguetonas. Las ideas, que no son necesariamente profundas, se enredan con las frases y no siempre salen a flote. A veces ni siquiera hay ideas, por lo que no sé cómo separar los párrafos. Por mucho que busco lo esencial para ponerlo en negrita, no doy con ello. Y lo más parecido a una lista itemizada que tengo en mi haber es algún intento de diálogo. Y sí, ya sé que itemizada es palabro que no está en el diccionario, pero en las reglas para escribir un blog atractivo no dice nada de respeto escrupuloso a la gramática.

Me gustaría alegar en mi defensa que no recuerdo que, pongamos por caso, Crónicas del alba (Ramón J. Sender) tuviera mucha ilustración y muchas líneas en blanco, ni que en la escritura de El Don Apacible (Mijail Shólojov) se emplearan las menos palabras posibles, ni que en El Hacedor (Jorge Luis Borges) se nos racionaran las ideas (poco profundas)  a razón de una por párrafo, ni que en Voyage au bout de la nuit (Louis Ferdinand Céline) hubiera muchas listas itemizadas, ni siquiera que en Así hablaba Zaratustra (Friedrich Nietsche) el pensador alemán resaltara en negrita las ideas esenciales. Reconozco que mi argumento es falaz, pues todos los citados eran maestros de la literatura y del pensamiento, y no pelagatos de vía estrecha, lo cual probablemente exima de la obediencia a ciertas reglas. Además, no vivieron en la era digital, ni escribían blogs, sino cosas más serias. Así que se rechaza la protesta, que le hubieran dicho a Perry Mason, espero que alguien lo recuerde.

Este blog, junto a otros de la misma ralea y que me son queridos, queda por lo tanto condenado a que la corriente de clics que fluye incansable por los caudalosos torrentes de internet pase por su lado sin hacerles caso; como mucho, alguna salpicadura accidental que la necesidad de inmediatez se encargará de evaporar y que apenas pasará de la primera línea.

Lo cual, bien mirado, no me parece tan terrible, sino todo lo contrario.

Atentamente,

Anuncios

9 pensamientos en “MEA CULPA

  1. Y estamos los que leemos con recogimiento hasta el final, detenidos en cada coma, escudriñando todas la palabras, con la respiración contenida de párrafo a párrafo… y luego lo olvidamos todo.

    Me gusta

  2. Aaiii!! Si es que en esta era del fast-food, la gente lo quiere todo fácil, digerible y que no sobrecargue mucho sus neuronas subfuncionales. Pues que conste que me gusta que “las palabras te salgan jugetonas”, y que las ideas “se enreden con las frases”. (Tienes un estilo muy grafico, por cierto!)

    Saludos!

    Me gusta

  3. Los que leemos hasta el final tu entrada (y llevamos siguiendote un tiempo), sabemos que vamos a encontrarnos infinitos aprendizajes y buenos momentos (o al menos es lo que yo siempre me llevo…) No me apena que quién no sepa valorarlo pase fugazmente por tu blog. Es más, les aplaudo su ansia de rapidez. No imaginas qué complicidad siento con el resto de personas que te comentan el blog cuando pienso en todo lo que se están perdiendo los “lectores fugaces”.

    Me gusta

    • Gracias, Meike… Lo que pasa es que a veces… ¿quién no ha soñado con escribir un best-seller? Pero una vez despierto del sueño-pesadilla resulta que no me apena, como dices. Y me siento satisfecho de mi rincón discreto de blogosfera donde me visitan pocos pero buenos blogamigos y blogamigas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s